Fundazoo informa con motivo de las recientes manifestaciones

El Parque Zoológico y Jardín Botánico Nacional Simón Bolívar, fundado hace 100 años, es el primer centro de rescate animal de Costa Rica. Aquí llegan los animales decomisados, huérfanos y heridos que las autoridades nacionales y ciudadanos recuperan en distintos operativos. Esta institución es pionera en la construcción de la primera clínica veterinaria para animales silvestres del país, y envió a entrenar al exterior a los primeros médicos veterinarios a especializarse en medicina de animales silvestres en los mejores zoológicos del mundo, posteriormente también capacitó a la mayoría de su personal.

En nuestro zoológico se vela de manera constante por el cuido nutricional, médico y el enriquecimiento ambiental de los animales garantizando su bienestar. Es importante destacar que los animales que viven en el zoológico son producto del rescate y por sus condiciones físicas no pueden ser liberados.
Quienes claman por la liberación de los animales silvestres que están en nuestras instalaciones son personas que carecen de los conocimientos más básicos de ecología y conservación. Los sistemas ecológicos son muy complejos, tanto así que antes de liberar un animal hay que asegurarse que este va a poder sobrevivir. De lo contrario su libertad equivaldrá a su muerte.
Por esa razón debemos dejar de jugar con el “imaginario popular” diciendo falacias como que el bosque es algo ideal. El área boscosa como tal ha sido reducida por los hombres a su mínima expresión y la poca que queda está expuesta a la depredación humana. La tala ilegal y los cazadores furtivos son una realidad de la que no oímos hablar a quienes nos critican cuando rescatamos y cuidamos a un animal silvestre.
Los animales se ven cada vez más arrinconados en sus espacios vitales por el constante y desordenado crecimiento urbano y la contaminación del aire, el suelo y el agua en todo el territorio nacional. Es por ello que cada vez son más comunes las noticias de animales silvestres atropellados en zonas como el parque Braulio Carrillo, o la llegada de estos a zonas urbanas cercanas a los bosques en Alajuelita, Escazú, Ciudad Colón, el norte de Heredia o Ciudad Quesada. 
Estas personas, que critican y denuncian maltratos en el Parque Zoológico y Jardín Botánico Nacional Simón Bolívar, solo quieren ver en la institución lo que ellos creen es un enemigo de la naturaleza. Curiosamente se les olvida hablar de que existen los programas de investigación, educación ambiental y conservación que se realizan de manera regular y paralela con el rescate. Tampoco quieren hablar, ni mucho menos reconocer, que existe un muy completo Jardín Botánico desde 1937, con programas de investigación, educación ambiental y conservación.
Nuestra misión está muy lejos de ser solamente la exhibición de animales rescatados y que por sus daños físicos no pueden ser devueltos a su hábitat, como lo quieren hacer creer nuestros detractores. La formación de una conciencia ecológica y conservacionista de los ciudadanos, a través de nuestros programas de educación ambiental a miles de niños cada año y a los visitantes en general, la investigación sobre distintos aspectos relacionados con los animales y las plantas, y los proyectos de conservación de la flora y la fauna silvestres y nativas, son muestras de esas facetas que quienes nos critican han olvidado mencionar.


Entradas populares

Precios y horarios

Precios y horarios